Hilos tensores

Ref.:

0,00 € IVA inc.

Conoce el lifting sin cirugía

El tratamiento con hilos tensores, también llamado "lifting sin cirugía", está indicado para pacientes con flacidez, tanto facial como corporal, ya que estos hilos tensan la piel estimulando los fibroblastos y creando nuevo colágeno, rejuveneciendo la piel desde adentro hacia afuera.    

Se trata de hilos suspensorios de Polidioxanona (PDO), totalmente compatibles, reabsorbibles, seguros y con resultados duraderos y visibles.  

La razón por la que tengan este nombre deriva de la auténtica innovación que representan con respecto al resto de hilos tensores: el material del que están fabricados, el Polidioxano, crea tejido de soporte de forma natural por la producción de colágeno y fibroblastos alrededor del hilo insertado, que tensan y redensifican la piel.

Actualmente contamos con los novedosos hilos espiculados en 360º, los cuales producen una tensión inmediata en la piel, produciendo un resultado realmente espectacular y visible desde el primer momento.

1ª CONSULTA Y VALORACIÓN GRATUITA

Todos los tratamientos y sus resultados están condicionados a las características y necesidades de cada paciente.

Se distribuyen con una aguja fina, que sirve de guía a nivel del tejido celular subcutáneo en profundidad y de forma uniforme. Son hilos provistos de pequeñas espículas (en forma de espiga) que les permite anclarse en el tejido que se implantan sin suturas, de forma muy sencilla y rápida.   

Una vez introducidos traccionan y estimulan la estructura del tejido reactivando la red de colágeno de la piel.   

No se detectan ni a la palpación ni a la vista. La técnica de la implantación se individualiza para cada paciente en función de la edad, la fisonomía y el grado de envejecimiento, y se puede combinar con otras técnicas.   

El procedimiento requiere de habilidad, experiencia y conocimientos médicos específicos, por lo que debe ser realizado por un profesional formado en la técnica.   

Los hilos tensores se pueden combinar con otros tratamientos de rejuvenecimiento facial exceptuando la Radiofrecuencia y el Ácido Hialurónico.

• Rejuvenecen desde dentro hacia afuera estimulando la piel para crear nuevo colágeno y fibroblastos. El resultado es una piel más elástica y brillante.

• Sin sangrado y sin cicatrices, los hilos de PDO no presentan artefactos de anclaje, ni tienen que ser suturados.

• Son reabsorbibles y biocompatibles, sin rechazos ni procesos alérgicos.

• El procedimiento es rápido e indoloro y tiene una duración de 20 a 30 minutos, y el paciente puede incorporarse a su vida habitual de forma inmediata.

Los resultados son progresivos y naturales, en armonía con la fisonomía del paciente.

Se puede ver el efecto definitivo a las tres semanas, mejorando continuamente y alcanzando la plenitud a los 3 meses.

El resultado tiene una duración de hasta 18 meses. El rostro adquiere un aspecto más descansado, sin cambios artificiales.

Los efectos secundarios son mínimos: edema, enrojecimiento o algún hematoma, que desaparecen al poco tiempo.

Los pacientes pueden incorporarse inmediatamente a su actividad habitual.

PRUEBA AHORA LOS NUEVOS HILOS CON ESPICULAS EN 360º