Cavitación Corporal

La cavitación ultrasónica consiste en un tratamiento mediante el cual se generan unas pequeñas burbujas que acabarán con las células grasas sin provocar daño en el organismo.

Se aplica en la zona a tratar el gel de cavitación y se masajea con el manípulo haciendo círculos en la piel. De esta manera lograremos el drenaje, tonificación y reafirmación de la piel.

Conseguirás reducir volumen a la vez que una piel más tersa y firme ya que las células nuevas que nuestro organismo crea están libres de grasa.